Despacho de comunicación en Barcelona

Un piso antiguo del Eixample, en pleno centro de Barcelona. Techos altos y ventanales con vidrieras de colores. Un nuevo espacio para la creatividad y la reflexión: un entorno de comunicación. Mezcla de calidez, sobriedad en los materiales… y luz, mucha luz.